Cercador d'articles

Contacta amb nosaltres

Email Asociación Las AfuerasAquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.

Dijous, 25 Febrer 2021

Asociación Cultural Las Afueras
Email Asociación Las Afueras
info@lasafueras.info

 Avaaz nios en Yemen

Queridos amigos y amigas:

Los niños y niñas que se mueren de hambre no lloran.

Sus cuerpos diminutos no pueden malgastar su energía en lágrimas. En vez de eso, usan cada caloría restante en que sus órganos sigan funcionando.

Pero para Abdo Sayid, de 4 años y tan solo 6 kilos y medio de peso, incluso eso fue demasiado.

Como aproximadamente otros 85 mil niños, murió de hambre al no poder conseguir alimento o atención médica suficientes en medio de la devastadora guerra civil en Yemen. La mitad de las instalaciones médicas han sido destruidas u obligadas a cerrar, y el 80% de la población necesita ayuda humanitaria urgente -- incluidos 12 millones de niños y niñas.

12 millones de niños y niñas.

La situación es crítica. Pero aunque no podamos de repente acabar con la guerra del todo, podemos hacer algo. Y ese algo podría salvar vidas.

Aunque las bombas sigan cayendo, trabajadores humanitarios y valientes voluntarios locales están dando lo mejor de sí mismos para cubrir las necesidades de todas las personas posibles -- levantando hospitales, proporcionando asistencia alimentaria de emergencia y cirugías vitales en primerísima línea de una guerra absolutamente brutal. Pero el presupuesto no es suficiente y necesitan nuestra ayuda.

Así que, ahora mismo, dondequiera que estés en el planeta, tienes la oportunidad de contribuir a salvar vidas -- ayudando a financiar estos hospitales, a proporcionar esa atención urgente y a dar de comer a cientos de niños y niñas demasiado débiles para llorar. Cada céntimo que ofrezcas irá a parar a esta iniciativa de emergencia, así que dona ya lo que puedas:  

DONARÉ €2

DONARÉ €3

DONARÉ €5

DONARÉ €8

DONARÉ €13

OTRA CANTIDAD


La guerra de Yemen es complicada -- pero el sufrimiento que provoca es de una simpleza aplastante. Un despiadado conflicto armado a base de minas antipersona y ataques aéreos ha arrasado a la población, provocando una crisis humanitaria como ninguna.

Y aunque la ayuda internacional de los gobiernos se quede escandalosamente corta, hay signos de esperanza. El presidente de EE.UU., Joe Biden, está dando pasos que podrían acelerar la adjudicación de fondos críticos e impulsar los esfuerzos mundiales para acabar con la guerra -- pero podrían llegar demasiado tarde para mucha gente. Necesitamos una respuesta de emergencia ya.

A fecha de diciembre, 100 mil niños y niñas menores de cinco años estaban tan severamente malnutridos que podían morir si no recibían tratamiento urgente.

Médicos, voluntarios y grupos humanitarios están tratando de cubrir ese vacío, pero no son suficientes. Podemos ayudarles a hacer más cosas y, si todos contribuyésemos ya, podríamos:

  • Ayudar a financiar instalaciones médicas críticas en zonas devastadas de Yemen;
  • Proporcionar asistencia alimentaria vital a miles de familias desesperadas;
  • Asegurar que miles de personas tengan acceso a medicamentos críticos y costear una flota de ambulancias
  • Financiar clínicas móviles e impulsar centros médicos con generadores de emergencia. 

Con solo 2 euros o dólares, podríamos ayudar a alimentar un día más a un niño como Adbo. Es desgarrador que la vida de un niño pueda pender de un hilo tan fino; sencillamente así de grave se ha vuelto la situación. Pero desde aquí te prometo que cada euro o dólar que recaudemos se usará para ayudar a salvar vidas -- dona ya lo que puedas: 

DONARÉ €2

DONARÉ €3

DONARÉ €5

DONARÉ €8

DONARÉ €13

OTRA CANTIDAD


De Birmania a la Amazonía, India, Sudáfrica o Pakistán, nuestro movimiento se ha alzado una y otra vez ante el sufrimiento de la gente. No miramos para otro lado porque a lo largo del planeta a todos nos une una creencia hermosa y simple: que sin importar dónde vivas, a quién ames o cómo reces, cada vida humana es valiosísima.

Es nuestra oportunidad de afirmarnos de nuevo en esa creencia, con esperanza y determinación infinitas.

Mike, Marigona, Alis, Will, Christoph y todo el equipo de Avaaz

* Nota: La fotografía de arriba no es de Abdo, el niño mencionado en el texto. Es de otro niño yemení que también lucha contra la malnutrición en un hospital del distrito de Aslam, en la provincia noroccidental de Hajjah

 

Más información:

Los niños mueren de hambre en un hospital en Yemen afectado por los recortes financieros de Estados Unidos (Washington Post) - en inglés

La desnutrición en Yemen pone en peligro la vida de 400.000 niños (ONU)

Yemen: autopsia de un desastre, diez años después de la revolución (France24)

 Informació enviada per Avaaz a la revista Las afueras.

Utilitzem cookies
Maximiliano Martos Martos, en endavant ASOCIACIÓN CULTURAL LAS AFUERAS, utilitza “COOKIES” per garantir el correcte funcionament del nostre portal web, millorant la seguretat, per obtenir una eficàcia i una personalització superiors, per recollir dades estadístiques i per mostrar-li publicitat rellevant. Premi el botó "ACCEPTAR" per autoritzar-ne el seu ús, “REBUTJAR” per a rebutjar-les, o “MÉS INFORMACIÓ” per consultar les cookies que utilitza la pàgina. En cas de rebutjar-les, ASOCIACIÓN CULTURAL LAS AFUERAS no pot garantir la plena funcionalitat de la pàgina. Pot obtenir més informació a la nostra POLÍTICA DE COOKIES a peu de pàgina.